Todo es silencio


MANUEL RIVAS
Una curiosa versión gallega de la narconovela tan de moda. Texto que, en su primera parte, es un ejemplo de la mejor literatura del autor (buenos recuerdos del lápiz del carpintero) en clave gallega profunda. La segunda parte pierde encanto y fuerza y se desliza por las historias más tópicas, hasta que recuperas la ilusión en las páginas (pocas) finales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s