Solar


IAN McEWAN
Sus últimas dos novelas (Chesil Beach y ahora Solar) parecen confirmar cuando un autor ha entrado en una fase tan particular y propia como costumbrista y de generación. La novela huele a “fish and chips” y a ropa húmeda y niebla en Inglaterra y es tan especial como los sombreros de su reina. Por supuesto es una novela de un maestro pero tan puramente inglesa, con su erótica propia, sus universidades, sus fantasías y su ginebra, que aunque se lea con facilidad presiento que en tres meses apenas recordaremos cuatro ideas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s