TAN SOLO HACE UN MES


A TODOS LOS DEPORTISTAS OLÍMPICOS: ESOS CUYOS NOMBRES YA NO RECORDAMOS

Con esta reflexión, inauguro la comprometida línea que apuntaba en el post “Es hora de cambiar” donde quiero dejar algunas consideraciones que realmente me hacen pensar si estamos caminando en una dirección sensata o tan siquiera en una dirección.

Efectivamente, hace menos de un mes acabaron las Olimpiadas (ahora acaban de concluir también los paralímpicos que apenas reciben una mínima atención mediática): Cada cuatro años casi todas las personas nos pegamos al televisor para sentir un cierto orgullo patriótico, animando a “nuestros” deportistas, contando y cantando sus éxitos y sus medallas y comentando sus proezas en la mayoría de las ocasiones sin apenas conocer realmente el nombre del deporte y las pruebas que practican.

No voy a entrar en las barbaridades que se dicen y que prefiero achacar al desconocimiento de los comentaristas y a la incapacidad de documentarse mínimamente. Sólo quiero hacer la siguiente consideración:

Hemos invertido como país 175 millones de euros en los últimos cuatro años en apoyar a nuestros deportistas. Esto es menos de 45 millones al año (El Secretario de Estado “dixit”) o lo que es lo mismo, como un 8% del presupuesto de uno de los dos grandes clubes de fútbol español.

Hoy ya hemos olvidado a casi todos: ¿Quién puede decir el nombre de tres medallistas de los deportes minoritarios? ¡Esos chicos y chicas que nos hacían saltar las lágrimas cuando nos daban las gracias por el apoyo que recibían y cuyas, en algunos casos muy humildes familias, compartían con nosotros a través de la televisión su alegría!

Creo que pedir que multipliquemos por cuatro esa cifra y que gastemos como país 175 millones al año (no entraré tampoco en demagogias comparativas de en qué cosas nos gastamos como país esa cifra) es sensato. Entonces podremos un poquito más hablar de “nuestros deportistas”.

2 comentarios en “TAN SOLO HACE UN MES

  1. Creo que para ver de incrementar, en el porcentaje que fuera, el gasto en deporte sería preciso estudiar previamente la Ley de Mecenazgo o poner al día ventajas fiscales en las empresas que participasen en un hipotético programa ADO, similar al empleado para Barcelona-92.
    Convendrá conmigo que en la situación actual política y económica de España, con todas sus carencias, pensar que algún político se desgaste en ese incremento, es creer que sus rivales en las urnas no le pondrían a los pies de los caballos a base de demagogias baratas.

    1. Estoy absolutamente de acuerdo en lo relativo a la Ley de Mecenazgo pero no sólo es un problema de iniciativa privada sino de apoyo público a los deportistas de deportes minoritarios. No tenemos una estructura deportiva ni escolar ni universitaria. Es un milagro lo de muchos de estos chicos y chicas con su esfuerzo, el de sus familias y sus clubs.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s