Chicos y chicas


SOLEDAD PUÉRTOLAS

chicos-y-chicas

Una serie de cuentos que expresan toda la elegancia de la escritora. No cabe duda de su capacidad para trasladar la realidad social de la gente de clase media del país. Vacaciones, urbanizaciones, noviazgos, separaciones, aventuras, siempre rescatadas de la realidad que vivimos la inmensa mayoría de los españoles y en los que nos encontramos reconocibles.

Todo ello escrito con extrema sencillez y con un lenguaje depurado y fácil de leer que esconde un gran trabajo. Me gusta leer este tipo de libro que parece cercano y asequible pero que esconde una enorme carga de literatura.

Las bailarinas muertas


ANTONIO SOLER

bailarinas muertas.jpg

Un Premio Herralde, como siempre recomendable, reeditado por Galaxia Gutemberg. Viaje a la Barcelona del Paralelo y del Molino. Los años de plomo y las plumas que adornaban la pobreza de los emigrantes del sur a la “moderna” Barcelona. Viejos amigos que vivieron aquella época y que crearon toda una cultura del musical y del cabaret. Otra aproximación a la ciudad de Eduardo Mendoza y tantos otros, brillantes periodistas, fotógrafos y escritores. Aunque sólo sea especialmente recomendable para aquellos que mantengan el interés en la historia del espectáculo en España, no deja de ser una parte de nuestra cultura.

Shakespeare


PAUL EDMONDSON

shakespeare

Los que más me conocen, saben de mi debilidad por Shakespeare. Soy de aquellos que, cuando ve una obra suya, medianamente bien resuelta, descubre siempre nuevas facetas de la naturaleza humana. Me recomendaron este libro y ahora lo recomiendo yo. En menos de 200 páginas puedes introducirte en la realidad del que, probablemente, sea el mejor escritor de la historia. No en vano el escritor es uno de los grandes eruditos sobre el genio. Lo hace accesible y con su profundo conocimiento, asequible. No volverás a leer o ver una representación de Shakespeare igual. ” Tener en las manos las Obras Completas de Shakespeare equivale a poseer un muestrario aparentemente infinito de las penas y alegrias de esta vida…” Pues eso, es verdad.

La justicia en España. Sin sensacionalismos.


Hoy toca, de nuevo, una entrada no literaria en el blog. Ya sé que parece una excusa para completar mis entradas habituales: Tiene algo de cierto, he tenido mucha lectura de trabajo y no he podido leer toda la novela que me gustaría, pero por otra parte, la realidad nos arrolla, no he podido remediarlo.

En estas semanas, todo ha sido una especie de despropósito acerca de la Justicia en España. Varios casos notables que han hecho que se recupere esa inevitable sensación de que la Justicia no es ciega y que todos no somos iguales ante la Ley.

No puedo olvidar que soy abogado. Es mi formación y aunque apenas, de lejos, mi profesión. Y me encanta esa capacidad que tenemos de llegar a conclusiones diversas sobre unos mismos hechos e iguales fundamentos de Derecho.

Tres comentarios al asunto: Sólo uno mío.

Del primero no sé el autor. Lo leí el pasado lunes y no he sido capaz de volver a encontrarlo. No será difícil y probablemente será un manifestación relativamente conocida pero me parece brillante:

“La Ley y la Justicia sí son iguales para todos, las sentencias, no.” Sencillo, claro y muy cierto.

El segundo lo tomo de un autor indiscutible. Leído en el libro anteriormente reseñado. Es el famoso Soneto LXVI de Shakespeare:

“De todo esto cansado, pido el mortal descanso,
al ver nacer mendigo aquel de mayor mérito,
y la enclenque torpeza, ornada alegremente,
y la fe más sincera, vilmente traicionada

y el honor refulgente, donado innoblemente,
y la casta virtud, forzada a ser buscona,
y recta perfección, afrentada con saña,
y fuerza mutilada, por el poder corrupto

y el arte amordazado, con toda autoridad,
y la docta locura, oprimir al talento,
y la honradez sencilla, mal llamada simpleza,
y al Bien que cautivado, sirve al Mal, su Señor.

Cansado de estas cosas, quiero dejar el mundo,
salvo que por morir, dejo solo a mi amor.”

Nada que añadir, ni comentar. Sólo que no vale irse…

El tercero es mi reflexión personal: La Justicia, con mayúsculas, no tiene nada que ver con esta especie de estado de irreflexión permanente que nos acontece. Nada se piensa, todo vale lo que su difusión alcanza, no hay análisis, ni contraste, sólo la “postverdad”, la burda manipulación de la verdad.

Indudablemente debemos demandar un mayor estado de madurez, de democracia, de Estado de Derecho, de reconocer el valor del pensamiento, el resto es demagogia, populismos y actuaciones que no llevan a nada positivo. Y los medios no son irrelevantes en este proceso.

No voy a pedirle a nadie que me crea


JUAN PABLO VILLALOBOS

330cae8e9ade6c0e73a5c450beddf0dd4dc4ec41

Está claro que estoy en una etapa mexicana de mi vida. Ahora por culpa del último premio Jorge Herralde, una novela que aunque ubicada en Barcelona (con claras referencias al maestro Mendoza) tiene un fondo cultural y social totalmente mexicano, como su autor.

La verdad es que los premiados de Anagrama casi nunca defraudan y en este caso no ha sido una excepción. Es un libro verdaderamente divertido, ágil, negro… y no me extrañaría que se convirtiera en una buena película, a la manera de los thrillers que ahora están tan de moda en España.

Muy recomendable

Katheleen


CHRISTOPHER MORLEYlibro-kateleen

Editorial Periférica (que se está convirtiendo en una de mis referencias alternativas de editoriales) presenta a un autor inglés de primeros de siglo XX, para mi desconocido, con una novela sencilla y divertida. Mucho humor blanco, inglés, partiendo de una idea sencilla pero original.

Se lee con facilidad y casi de un tirón y recrea de forma entretenida, la vida novelada de los universitarios de la época.

La viuda embarazada


MARTIN AMIS

thumb_14677_portadas_big

Una importante novela de uno de mis autores favoritos. Con bastante nostalgia, vuelta a los años juveniles, recuerdo de los procesos de aprendizaje y maduración y especialmente de como vamos creando y rompiendo relaciones en un libro que recuerda a otras lecturas anteriores. Todo ello en un ambiente peculiar, en la Italia de los 70 con algunos personajes mejor dibujados que otros.

Una buena y larga lectura para empezar el año