pequeñas mujeres rojas


MARTA SANZ

Marta Sanz se ha incorporado, definitivamente, a la lista de las escritoras maravillosas de este siglo en España.

Este es uno de los libros más especiales que he leído últimamente. Aunque esté tan lejos de nuestro país, volver a nuestra especial cultura, nuestra m sociedad rural, de la mano de este espectacular libro ha sido como una sacudida de sensaciones.

Aviso antes de comentar. El libro es verdaderamente brutal. Terrible, real. No apto para lectores sensibles.

Aporta dos cosas excepcionales: Primero una historia que es la pura realidad de nuestro país. Es una verdadera fotografía de nuestro horror, de lo peor de nuestra realidad como sociedad, como cultura y realidad.

Por otro lado, un ejercicio de estilo técnico y literario excepcional. Léxico, estructura y una composición literaria que hacía tiempo que no me activaba como lector.

En resumen: Es brutal. No apto para lectores pusilánimes. Sin duda estará en los libros del año.

The map of knowledge


VIOLET MOLLER

No he visto que esté editada en España pero de verdad, es una delicia que merece la pena leer y espero que la traduzcan pronto.

Hacia tiempo que no aprendía tantas cosas y que no me entretenía tanto leyendo un libro que recoge un excepcional trabajo de recopilación y divulgación: La medicina, la astronomía y las matemáticas tienen su historia reflejada con sencillez y claridad

Entender qué pasó desde el año 500 hasta el 1500 paseando por las ciudades clave del conocimiento, desde Alejandría a Venecia, pasando por dos nuestras: Córdoba y Toledo, la más árabe y la más multicultural de todas las ciudades medievales, es una manera excepcional de entender la transmisión del conocimiento en los “años oscuros”

Es un libro encontrado por casualidad en una librería de Melbourne, cerrada pero que te permite elegir libros online y tiene libreros que mantienen el escaparate actualizado: The Hill of content.

Una verdadera historia del conocimiento, de los libros griegos, romanos, árabes y como todo ese conocimiento se reactiva en el Renacimiento después de unos años en las que unos pocos estudiosos decidieron que esos manuscritos y esa información no se podía perder.

El resumen del libro es este párrafo, excelente, que define las ciudades que transmitieron el conocimiento:

“…they all shared the conditions that allowed scholarship to flourish: political stability, a regular supply of funding and of texts, a pool of talented, interested individuals and, most striking of all, an atmosphere of tolerance and inclusivity towards different nationalities and religions. This collaboration is one of the most important factors in the development of science. Without it, there would be no translation, no movement of knowledge across cultural boundaries and no opportunity to fuse ideas from one tradition with those from another. The scholars who made this collaboration possible”

Toda una declaración de principios.

Disfrutadla.

Día del Libro 2020 (y II) Mis lecturas más apreciadas, que no necesariamente mejores, del año.


World Book Day is coming on Thursday 5 March 2020! | National ...

Como decía en el post anterior, este año ha sido más escaso de lecturas con sólo 34 libros registrados y sin embargo, he superado muy ampliamente los 15.000 lectores, sin contar otras redes. Para mí es una excelente noticia y anima a seguir reseñando mis lecturas, recordad que nunca criticando. Si no me gusta, no lo reseño y punto.

Si bien es verdad que este año, aunque he leído menos, me ha costado mucho más seleccionar los diez mejores. He leído muchos libros muy buenos y por lo menos 4 o 5 se quedan dolorosamente fuera de la lista.

Allá van, con un criterio similar al año pasado.

Dos muy jóvenes y noveles o casi, también las dos mujeres:

  • Irene Solá. Canto yo y la montaña baila
  • Elvira Sastre. Días sin tí

Tres españoles consagrados:

  • La madre de Frankenstein. Almudena Grandes
  • Alegría. Manuel Vilas
  • Las palabras rotas. Luis García Montero

Y tres extranjeros, uno infalible y otros dos nuevos en mis registros:

  • Ian McEwan. Máquinas como yo
  • Alvaro Enrigue. Ahora me rindo y eso es todo
  • Hubert Mingarelli. Una comida en invierno

Y un bonus, en inglés, como no podía ser de otra manera:

  • Margaret Atwood. The testaments

De verdad que cualquiera de ellos merece el tiempo, el dinero (muy poco para lo que aportan) que hay que dedicar.

Para acabar hoy, por favor, no pirateéis los libros. Los escritores no pueden dar conciertos en directo y sólo el libro es el ingreso del que muchos de ellos intentan vivir y muy pocos lo consiguen.

Día del Libro 2020 (1)


World Book Day

Obviamente este año no podíamos faltar a la cita, pese a todo.

Es un año diferente: Para todos porque hace unos pocos meses nadie podía pensar que estaríamos en la situación mundial en la que estábamos. Mis amigos, mi familia, mis compañeros de trabajo en España llevan más de 40 días de encierro en sus casas, en una situación inimaginable para los que estamos fuera, por más que hablemos y nos veamos gracias a la tecnología.

Esta situación, absolutamente desconocida y como he dicho, impensable para nuestro estilo de vida en los países más avanzados del mundo occidental. Cambios radicales, muchos de ellos para quedarse y muy pocos, por más que queramos ser optimistas, positivos.

La capacidad de la tecnología para mantener unos estándares muy aceptables de consumo y suministro, de comunicación interpersonal y de capacidad de mantener una actividad empresarial está, no sólo pero si de manera relevante, entre las positivas: Y sí, finalmente y también por otras razones, me ha hecho aceptar el libro electrónico como una alternativa posible.

Para mí, personalmente porque estoy en Australia desde hace unos meses, algo no esperado tampoco a finales del año pasado y muchísimo menos hace un año. Al final cambios radicales y de momento, positivos en mi vida, por más que la lejanía y la nueva vida profesional me han alejado de muchas cosas queridas: familia, amigos, compañeros y también tener que asumir frenar un poco en mi pasión por los libros, tanto en leerlos con el deseable ritmo, como de poseerlos, que sabéis es una cierta manía.

Y en este escenario, en el ultimo año sólo he podido reseñar 34 libros: Ahí tenéis la lista actualizada y como ya prometí el año pasado, un breve resumen de lo que más me ha gustado este muy especial año.

Serotonina


MICHEL HOUELLEBECQ

Cuando se publicó el libro estábamos en aquel mundo donde la corrección política era una obligación y conceptos como la igualdad, el respeto, el cuidado de las formas y la protección de la diversidad y axioma.

Leído hoy sigue siendo una pura provocación. No apto para espíritus sensibles. Es provocativa, grosería, procaz, pero no deja de ser literatura de la buena. Puede no gustarte el contenido pero es una historia valiente y de una calidad indudable.

Algún día alguien intentará quemar este libro (ya lo intentaron a finales del año pasado) pero… habría tantas que quemar!

Muy afrancesada, pero buena literatura.

Si tienes más de 40 y te das cuenta de que te vas haciendo mayor, no la leas… o léela. Es mejor.

Miedo


STEFAN ZWEIG

Para coger práctica de lectura electrónica me he bajado, obviamente legal, este maravilloso librito de 1925.

El libro es una maravilla como casi todo lo de este autor universal. Un clásico que te mantiene en plena angustia durante sus escasas 70 páginas y que se resuelve magistralmente en un par de ellas. No por nada llega uno a ser un clásico admirable

Y sobre la lectura en formato digital… veremos. Vamos a atrevernos con algo más complejo a ver que tal.

La madre de Frankenstein


ALMUDENA GRANDES

Qué voy a decir: Aunque apenas tengo tiempo para leer, será el último libro en papel de España que leo aquí en una buena temporada y ha sido una gran despedida.

Me ha costado un montón de días porque apenas tengo tiempo libre para la lectura. Aún así, ese escaso tiempo me ha permitido disfrutar, otra vez, de la calidez y humanidad que siempre encuentras en sus libros.

Personajes sencillos, humanos, de los que ves por las calles y no te fijas normalmente.

La enorme capacidad de unir memorias: Mezclar una de las más oscuras del país, la apasionante historia del asesinato de Hildegart Rodríguez Carballeira en el afán de su madre por conseguir crear la mujer del futuro; las teorías eugenésicas, una brillante inmersión en las enfermedades mentales y esa brillante descripción de la tristísima España de la postguerra y los 50 con personajes reales y ficticios jugando juntos.

Si os gustaron los anteriores capítulos de Historias de una guerra interminable, esta nueva novela no os defraudará.

Y acabo haciendo una especial mención a ese personaje humilde, representante de esa gente que vemos por la calle probablemente sin fijarnos y que tienen sus vidas a las que nunca nos asomaremos.