La esposa joven


ALESSANDRO BARICCO

la-esposa-joven

En la primera página te das cuenta de que estás leyendo un libro verdaderamente original e interesante. Novela barroca, brillantísima, algo (bastante) surrealista y que parece muy sencilla, hasta que te das cuenta de que necesitas releer las páginas, para entender a fondo y bien la complejidad de su construcción.

El autor es una garantía de calidad pero en esta obra se ha superado. Por considerar un pero, lo cierto es que las últimas páginas parecen menos elaboradas y como si pretendieran liquidar el libro cuanto antes. Aún así plenamente recomendable.

El amor del revés


LUISGÉ MARTÍN

dedc31b8a541a8498101b23864db7dfcdb1293fc

Ha nacido el mismo año que yo y ha vivido en los mismos tiempos, colegios, institutos y en ese Madrid que yo he tenido la suerte de vivir como personal “normal” aunque desgraciadamente no siempre éramos conscientes de aquellos otros que llevaban su orientación sexual como una tremenda carga y no como una alegría natural. A todos aquellos que no conocéis y entendéis que haya gente, como cualquiera de nosotros que simplemente piensan diferente, este libro es un manual de entendimiento y aprendizaje. No siempre es tan fácil y se puede hacer de forma tan brillante eso conocido como salir del armario.

Una detective inesperada


KERRY GREENWOOD

9788416749904_l38_04_l

Una nueva novela, esta vez australiana y publicada por Siruela, que se apunta a la moda igualitaria de los personajes femeninos de acción (en este caso una brillante detective). Aunque no tiene más interés literario que ese atractivo personaje y la oportunidad de pasar un rato entretenido, es positivo apoyar esta literatura que pretende reforzar imágenes no estereotipadas de algunos perfiles clásicos.

TEATRO. Historias de Usera


historias-de-usera

A veces, ir al teatro se convierte en algo muy especial. Y no siempre tiene que ser una de las obras llenas de grandes nombres en los mejores escenarios. Sumas actores semiprofesionales, con brillantes historias creadas en uno de los grandes barrios populares de Madrid, una brillantísima producción y mucho y buen trabajo, y consigues dos horas de magia.

Si os gusta el teatro, no os perdáis esta obra coproducida por el Español en las Naves del Matadero recuperada tras el cierre de la sala de barrio donde se creó por el equipo de Kubik. Acaba este fin de semana pero seguro que se recuperará en otros escenarios.

Falcó


ARTURO PÉREZ REVERTE

falco

Es verdad que muchas veces juega a ser un “malote” en el mundo de lo políticamente correcto que vivimos y no cabe duda que muchas de sus reflexiones están peligrosamente cerca de un machismo trasnochado pero su literatura es siempre muy entretenida y brillante, además de un excelente ejercicio de documentación.

Un nuevo Capitán Alatriste, ahora en los años 30/40, perfectamente amoral y seductor, que promete horas de entretenimiento. No defraudará a sus seguidores, entre los que me encuentro.

La última hermana


JORGE EDWARDSla-ultima-hermana

Excelente historia basada en hechos reales sobre el periodo de ocupación alemana de Paris y un reconocimiento a aquellas personas que, casi sin querer, se convirtieron en héroes y heroínas para ayudar a aquellos que repentinamente se habían convertido en seres infrahumanos por decisión de una colección de psicópatas.

No descubro a Jorge Edwards como escritor brillante y elegante, como sus personajes y sus escenarios. Incluso en medio de la barbarie y la pobreza de la ocupación te permites una sonrisa, de vez cuando, imaginando sus situaciones.

La editorial Acantilado casi nunca defrauda en sus propuestas.

TAN SOLO HACE UN MES


A TODOS LOS DEPORTISTAS OLÍMPICOS: ESOS CUYOS NOMBRES YA NO RECORDAMOS

Con esta reflexión, inauguro la comprometida línea que apuntaba en el post “Es hora de cambiar” donde quiero dejar algunas consideraciones que realmente me hacen pensar si estamos caminando en una dirección sensata o tan siquiera en una dirección.

Efectivamente, hace menos de un mes acabaron las Olimpiadas (ahora acaban de concluir también los paralímpicos que apenas reciben una mínima atención mediática): Cada cuatro años casi todas las personas nos pegamos al televisor para sentir un cierto orgullo patriótico, animando a “nuestros” deportistas, contando y cantando sus éxitos y sus medallas y comentando sus proezas en la mayoría de las ocasiones sin apenas conocer realmente el nombre del deporte y las pruebas que practican.

No voy a entrar en las barbaridades que se dicen y que prefiero achacar al desconocimiento de los comentaristas y a la incapacidad de documentarse mínimamente. Sólo quiero hacer la siguiente consideración:

Hemos invertido como país 175 millones de euros en los últimos cuatro años en apoyar a nuestros deportistas. Esto es menos de 45 millones al año (El Secretario de Estado “dixit”) o lo que es lo mismo, como un 8% del presupuesto de uno de los dos grandes clubes de fútbol español.

Hoy ya hemos olvidado a casi todos: ¿Quién puede decir el nombre de tres medallistas de los deportes minoritarios? ¡Esos chicos y chicas que nos hacían saltar las lágrimas cuando nos daban las gracias por el apoyo que recibían y cuyas, en algunos casos muy humildes familias, compartían con nosotros a través de la televisión su alegría!

Creo que pedir que multipliquemos por cuatro esa cifra y que gastemos como país 175 millones al año (no entraré tampoco en demagogias comparativas de en qué cosas nos gastamos como país esa cifra) es sensato. Entonces podremos un poquito más hablar de “nuestros deportistas”.